miércoles, 3 de diciembre de 2008

Sueño y Santuario.

Siempre el mismo sueño, estoy acostado en una canoa, sobre el agua cálida y esmeralda, al estilo Caribe, no se oye nada, el calor permite remar sin esfuerzo, me siento, veo al cielo que es blanco, a mi derecha una playa, repleta de palmeras, pongo los pies en el agua, es tibia, pero ligera, mi cabello se esponja, odio está vida, no es posible que después de lo que he peleado, tenía que seguir peleando, al carajo nací peleando, y moriré peleando, he derramado litros de sangre y derramare más, no importa, prefiero morir en la línea, que vivir en la estúpida comodidad.

El calor empieza a provocar que mi cuerpo tome un brillo por el sudor, tranquilo, lento, pero constante, no siento sed ni me siento sofocado, solo se que el calor me da la sensación de tranquilidad, nunca había estado tan lejos de cualquier ser humano, pero en esta dulce y calidad soledad, me doy cuenta del refugio y regalo que tengo, la oportunidad de convivir conmigo, estoy solo, pero me siento seguro, capaz de vivir sin preocupaciones, el viento corre provocando olas pequeñas, refrescando apenas mi nariz, solo la playera blanca y holgada se mueve.

Empiezo a caminar hacia la playa, con la mano izquierda acarreo la balsa, la ligereza del agua me permite desplazarme fácil y cómodamente, el sol se encuentra en su punto más alto, inmóvil, como dios observando cada movimiento que realizo, permitiéndome tener un día eterno de luz para estar con la persona más importante en mi vida, yo.

Llego a la playa, es más chica de lo que parece, dejo la balsa encallada en la arena y camino un poco para alejarme lo suficiente para poder sentarme lejos de las palmeras, la balsa y estar solo en la arena blanca y caliente, sentando y pensando en mi, reflexionando quien soy y que deseo, que tengo, que necesito, que desprecio, yo y solo yo, no necesito de nada ni nadie, mi retiro y santuario es mi cuerpo, no un lugar, no un tiempo, solo un estado y momento, una antesala al nirvana.

No hay comentarios:

ClickComments